Ten en cuenta que cada 18 meses debes actualizar la información y documentación de tus registros bancarios.

De acuerdo a lo establecido en la circular SIB-DSB-UNIF-15385 de fecha 12 de septiembre de 2018, emitida por la Unidad Nacional de Inteligencia Financiera (UNIF), cuyo propósito es optimizar la plena identificación de los clientes, a través de la captura y estandarización de información de sus datos.