Es una instancia superior a la Unidad de Atención al Cliente y Usuario Bancario (UACUB), objetiva e imparcial, con absoluta independencia y con total autonomía en cuanto a los criterios y directrices a aplicar, que tiene la finalidad de recibir, tramitar, evaluar y dictar decisión sobre los reclamos que recibe de los Clientes o Usuarios y que hayan sido declarados NO PROCEDENTES por la primera instancia (UACUB).

 

 

  • Descarga el artículo: